sábado, 24 de octubre de 2009

MANCHAS EN LA CARA


Las manchas se puede producir de diferentes razones: por exceso de exponer nuestra piel a la luz solar, problemas de índole infecciosa, o por problemas internos de nuestro organismo.

La pigmentación es el sistema natural que tiene nuestra piel para defenderse de los rayos UVA y UVB. Cuando todo "funciona" bien, el resultado es un moreno uniforme, sano y brillante.

Sin embargo, el sol, la edad y los desarreglos hormonales pueden alterar la producción natural de melanina y provocar hiperpigmentación: un exceso de melanina localizado en forma de manchas marrones que aparecen especialmente en la cara, el escote y las manos.

La causa precisa del melasma es desconocida, pero los siguientes factores conocidos contribuyen a ella: genética, exposición al sol, embarazo, anticonceptivos orales, cosméticos, y drogas que contienen agentes tóxicos tales como medicación anticonvulsiva.

El melasma puede ser clasificado en tres categorías diferentes; epidérmico, dérmico y de tipo mixto. El tipo de melasma puede ser determinado con un examen con la luz Wood.

Debería ser usado un bloqueador solar que contenga óxido de zinc y dióxido de titanio con un SPF mayor de 15 en aquellos que van a estar expuestos a la luz del sol. Durante la exposición al sol, el bloqueador solar debería ser vuelto a aplicar cada dos horas y se debería usar un sombrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario